top of page

Violines con Historia: El Mesías | Lsalazar Luthier



Violines con Historia lsalazarluthier.com
 

Stradivarius - El Mesías


Stradivarius EL MESÍAS

El Mesías, (Le Messie en Francés ó The Messiah en Inglés), se considera uno de los más finos instrumentos de cuerda jamas creados, hecho en 1716 por la mano de Stradivari y que permaneció en su taller hasta su muerte en 1737 (ya que nunca fue vendido) pasó junto a otros instrumentos a las manos de Francesco (uno de sus hijos) hasta 1743 quien posteriormente lo cedió a su hermano Paolo, quien en 1775 contrata al Conde Ignacio Alessandro Cozio di Salabue (uno de los mas grandes coleccionistas en la historia) para vender los 10 instrumentos restantes y otras cosas del taller de su padre, pero aunque Paolo muere antes de que se concluyera dicha transacción Cozio di Salabue adquirió los instrumentos, entre ellos, éste. Es por ello que durante un tiempo llevó el nombre Salabue; hasta que en el año 1827 fue adquirido por el renombrado Luigi Tarisio.

 
 

Tarisio, quien de humildes inicios se había construido un importante negocio en el mundo del comercio de los instrumentos de cuerda quedo prendado por el Salabue (su nombre para entonces) y nunca fue capaz de separarse de él hasta el día de su muerte, de hecho lo convirtió en uno de sus temas de conversación favoritos con el que intrigaba con aquellas historias del Salabue "un espécimen perfectamente conservado de Stradivari", a todos los que visitaba en sus frecuentes viajes de negocios a París, pero cuidándose siempre de nunca llevarlo consigo.

Una vez cuando Tarisio le estaba contando al también renombrado Jean Baptiste Vuillaume lo inquietante de su desconocido y maravilloso instrumento, el violinista Jean-Delphin Alard (yerno de Vuillaume) quien estaba allí también, exclamó: "Entonces tu violín es como el Mesías ese de los judíos: siempre se le está esperando, pero nunca aparece"​, y fue así como el violín quedó bautizado a partir de ese momento con el nombre por el cual se le conoce actualmente, El Mesías.

En vista de que Tarisio nunca se pudo separar de El Mesías y lo guardaba con mucho recelo, pocas personas lo habían visto y no fue hasta su muerte en 1854 en que literalmente volvería a ver la luz, Y es cuando en 1855, Vuillaume, sabiendo claramente de su existencia y de la gran colección de Tarisio, viajó hasta una granja a las afueras de Milán, en Fontaneto d'Agogna, donde vivía la familia de Tarisio para hacer lo que quizás sería la mejor compra de su vida, y adquirió toda la colección de Tarisio (alrededor de 140 instrumentos) incluyendo El Mesías, por la cuantiosa suma de 80.000 francos.